Titanio

La combinación del Titanio con otros metales permite obtener una amplia gama de aleaciones -cada una con características excepcionales propias- cubriendo un considerable espectro de posibilidades.

Existen unos 30 tipos de titanio para el 90% de trabajos se utlizan dos: el titanio gr. 2 y la aleación de titanio gr. 5 (5Al-4V). Se pueden dividir en cinco grupos:
Titanio Comercialmente puro. Mas del 99% de titanio.

Titanico puro con resistencia corrosión aumentada. Pequeños valores de Paladio y Rutilio.

Aleaciones Alpha. Mejores propiedades mecánicas.
Aleaciones Alpha-Beta. Alta resistencia mecánica.
Aleaciones Beta. Alta resistencia mecánica. Soldabilidad limitada.

El Titanio puro (grados 1 a 4) es blando, poco resistente y extremadamente dúctil. Sin embargo, a través de la adecuada adición de otros elementos, el titanio puede convertirse en un material de ingeniería con características únicas: alta resistencia y rigidez, ductilidad apropiada, resistencia a la corrosión y menor densidad que la mayoría de los restantes metales estructurales. El Titanio tiene una estructura cristalina hexagonal compacta (denominada alfa) que se transforma a 885°C en estructura cúbica centrada en el cuerpo (denominada beta). Los elementos aleantes favorecen la formación de una u otra estructura. El aluminio, por ejemplo, estabiliza la estructura alfa, elevando la temperatura de la transformación alfa-beta. El cromo, el hierro, el molibdeno, el manganeso y el vanadio disminuyen la temperatura de transformación, estabilizando la fase beta a menores temperaturas.